mayo 26, 2022

El marco es mejor que el cuadro

Fue una pena que uno de los hitos en la historia del club haya coincidido con este presente del equipo que no es precisamente para recordar. Si se hubieran alineado los planetas, el estreno de Talleres en el mítico Maracaná de Río de Janeiro seguramente hubiera trascendido al consuelo de una derrota digna y al aguante de los hinchas. O a la referencia de esos pasajes en los que en el césped no se replicó la diferencia de poder adquisitivo que separa a la “T” del Flamengo: un presupuesto 22 veces menor.

Se nota que el portugués Pedro Caixinha tiene cancha, pero a esta altura del partido nadie puede presagiar si saldrá ileso de la encrucijada que le plantea el mandato de sumar puntos y dólares en la Copa Libertadores mientras hace un curso acelerado de fútbol argentino y sudamericano. La rotación no le ha salido bien. La idea de un plantel largo para sostener el protagonismo en todos los frentes -algo que caracterizó al equipo el año pasado- se topó con un mercado de pases muy flojo, plagado de apuestas y escaso en soluciones. Federico Girotti pareciera ser la única excepción a esa regla.

Ahora los tiempos son más tiranos que nunca. Porque Talleres arrancó su sexta participación internacional sin el rodaje que se suponía iban a darle las primeras fechas de la competencia local. La floja respuesta de las incorporaciones completó el combo que arrancó con las lentas y forzadas decisiones que le sucedieron al portazo del “Cacique” Alexander Medina.

Sin demasiadas chances de enderezar el rumbo en la Copa de la Liga (1 triunfo, 2 empates y 6 derrotas), el presidente Andrés Fassi le apunta al segundo o tercer puesto del Grupo H copero. Avanzar en la Libertadores o “engancharse” en la Sudamericana le permitirán al club mantenerse unas semanas más en la gran vidriera y seguir facturando en “verdes”.

Talleres-FlamengoEN EL MARACANÁ. Valoyes ante Filipe Luis, en una postal del partido que Talleres perdió 3-1 con Flamengo de Brasil.

Tres x Tres

A los nombres de Ángel Guillermo Hoyos, Javier Gandolfi y Pedro Caixinha, los tres entrenadores que dirigieron a Talleres en los 12 partidos oficiales que disputó en 2022, hay que sumarle varios más. Se trata de los 35 futbolistas que el Albiazul utilizó en las tres copas que lo cuentan como participante: la de la Liga, la Argentina y la Libertadores. La cantidad es equivalente a tres equipos completos; clara señal de que la base no está.

El arquero Guido Herrera es el único con asistencia perfecta en el terreno de juego. Sus colegas Alan Aguerre y Sebastián Blázquez, los mediocampistas Kevin Pereira, Carlos Villalba y Francis Mac Allister y el delantero Matías Córdoba son los que permanecieron en el banco sin todavía haber pisado el césped ni un minuto.

La extensa nómina está compuesta por tres arqueros (Herrera, Aguerre y Blázquez); 11 defensores (Álvarez, Benavídez, Catalán, Cavanagh, Díaz, González Hernández, Malatini, Martino, Palacios, Pérez y Torres), 13 mediocampistas (Juan Cruz Esquivel, Matías Esquivel, Fértoli, Garro, Juárez, Ludueña, Mac Allister, Méndez, Oliva, Pereira, Toloza, Villagra y Villalba) y 8 delanteros (Batalla, Córdoba, Girotti, Godoy, Lago, Romero, Santos y Valoyes). Ni noticias de Leandro Espejo y Samiel Diarte, dos juveniles que llegaron desde Peñarol de San Juan y Patronato de Paraná.

Con muy pocas certezas (algunas atajadas de Herrera , la solvencia de Pérez, el tándem Méndez-Villagra y el desequilibrio de Valoyes, cuando juega), Talleres sigue sin encontrar el equipo. Está claro que a su jugador más importante, por el momento, hay que buscarlo en las tribunas.

Gandolfi y CaixinhaINESTABLE. Caixinha y Gandolfi, los dos últimos DT de Talleres. También Hoyos dirigió al Albiazul en los 12 partidos oficiales de 2022.  

Un partido cada 80 horas

Los hinchas de Talleres tienen muy claro quién les ha robado el mes de abril. Entre la Liga Profesional y la Conmebol, al equipo de barrio Jardín le programaron una seguidilla de nueve partidos en el transcurso de 30 días. La ecuación equivale a un encuentro cada 80 horas, a los que hay que sumarles descansos, entrenamientos y viajes. Una auténtica maratón.

En la mitad de ese camino, la “T” visita hoy a Argentinos Juniors en el barrio porteño de La Paternal. En la agenda del mes ya están tachados cuatro nombres: Gimnasia y Esgrima La Plata (1-2), Universidad Católica de Chile (1-0), Defensa y Justicia (1-5) y Flamengo de Brasil (1-3). El miércoles será el turno de River, en el Kempes, y el sábado tocará con Banfield, en Buenos Aires. Para la última semana están previstos el duelo con Sporting Cristal de Perú en Córdoba (el martes 26) y otro viaje para enfrentar a Atlético Tucumán.    

   

También te puede interesar

Fuente: Perfil.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.