junio 23, 2021

Santiago Cafiero y Carla Vizzotti se reunirán con epidemiólogos para evaluar la situación sanitaria y comenzar a delinear el nuevo DNU

reunión gobierno expertos medicos nuevas restricciones cafiero vizzotti

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, sostendrán esta tarde desde las 18 una reunión por videoconferencia con los expertos en epidemiología e infectología que habitualmente asesoran al gobierno nacional para determinar los pasos a seguir respecto de la situación sanitaria de la Argentina.

En el encuentro participarán, además de Vizzotti y Cafiero, Vilma Ibarra, Cecilia Todesca, Cecilia Nicolini, Alejandro Grimson, Eduardo “Wado” De Pedro, Juan Manuel Castelli, Analía Rearte, Sandra Tirado, Angela Gentile, Mirta Roses, Pedro Cahn y Tomás Orduna.

Mañana, 11 de junio, vence el Decreto de Necesidad y Urgencia vigente y Alberto Fernández debe decidir si mantiene o endurece las restricciones respecto de la circulación de personas, el funcionamiento de comercios y la presencialidad en los distintos niveles educativos. Luego de que el Frente de Todos no lograra aprobar la “ley pandemia” en la Cámara de Diputados, ahora el Presidente está obligado a dictar un nuevo DNU.

El último DNU, que empezó a regir el 22 de mayo y que se anunció un día antes, tuvo como objetivo la reducción de casos de coronavirus con la aplicación de un confinamiento estricto, similar a la Fase 1 que se llevó a cabo en marzo del año pasado. Con la “ley pandemia”, el Gobierno pretende que se regulen las restricciones sanitarias en todo el país y dejaría efectivo una serie de parámetros epidemiológicos para que cada provincia sepa qué medidas debe tomar de acuerdo a la cantidad de casos que tiene.

Alberto Fernandez, Cafiero, Vizzoti

Tras la caída de la iniciativa en el Congreso, nadie en la Casa Rosada se atreve a confirmar si el Presidente, como ocurrió antes de los decretos anteriores, se comunicará con los gobernadores de los 24 distritos nacionales antes de la redacción del que regirá a partir de este fin de semana. El descenso en la cantidad de muertes y contagios no fue tan abrupto como esperaban. Aunque en el AMBA la situación mejoró, hay varias provincias con un crecimiento notorio de casos donde el panorama sanitario es muy preocupante.

En Balcarce 50 tienen casi definido que el decreto entrará en vigencia después del viernes será similar al 287, que se emitió el 1 de mayo y que tuvo como novedad la instalación de un semáforo epidemiológico para categorizar a las ciudades según la cantidad de casos de COVID-19.

Quedarán en el camino los nueve días de confinamiento duro y los fines de semana con un esquema similar. También el proyecto de intermitencia que estaba en consideración para mantener, de lunes a viernes, un esquema similar al vigente y durante el sábado y domingo un cierre más duro. En consecuencia, habría menos restricciones en las próximas semanas.

A principios de mayo, cuando se estableció el DNU que el Gobierno toma de modelo, el decreto estipulaba las medidas de acuerdo a tres factores: la razón (aumento de casos en los últimos 14 días y los acumulados en los 14 días previos); la incidencia (la cantidad de casos promedio sobre el total de la población) y la ocupación de camas de terapia intensiva.

En base a esos factores se establecieron cuatro categorías. Zonas de bajo riesgo epidemiológico, de riesgo medio, de alto riesgo y de alarma. En los primeros tres se incluían las localidades de más de 40.000 habitantes y en el último, donde están las ciudades más complicadas en términos sanitarios, los grandes aglomerados urbanos y los lugares donde vivan más de 300.000 personas.

Mientras en la ciudad de Buenos Aires, donde los casos de coronavirus disminuyeron a poco más de 1600 diarios, Horacio Rodríguez Larreta analiza la vuelta a las clases presenciales de los años de escuela secundaria que habían pasado a la virtualidad, en otras jurisdicciones como Neuquén, Córdoba, Mendoza, Entre Ríos, Santa Fe, Catamarca, las restricciones respecto de la educación ya se extendieron o podrían extenderse ante un sistema de salud que se encuentra al borde del colapso.

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, por ejemplo, en su cuenta de la red social Twitter describió la situación crítica de su provincia. Allí alerta sobre la suba de contagios por la presencia de la cepa Manaos y la alta cantidad de internaciones y muertes registradas.

Fuente: InfoBae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *