julio 26, 2021

Muere en Sudáfrica el rey Goodwill Zwelithini, monarca de los zulúes

EFE/EPA/KIM LUDBROOK
EFE/EPA/KIM LUDBROOK (KIM LUDBROOK/)

Johannesburgo, 12 mar (EFE).- El rey Goodwill Zwelithini, monarca de la comunidad zulú de Sudáfrica (la etnia más numerosa en el país) y un influyente líder tradicional en la nación austral, murió este viernes a los 72 años a consecuencia de la diabetes que padecía, según informaron fuentes de la familia real.
«Con el mayor dolor, informo a la nación de la muerte de su majestad el rey Goodwill Zwelithini ka Bhekuzulu, rey de la nación zulú», señaló en un comunicado el político y príncipe zulú Mangosuthu Buthelezi, quien ejercía de primer ministro para el fallecido monarca.
Zwelithini estaba ingresado desde hacía varias semanas en un hospital de la región sudafricana de KwaZulu-Natal (este) por sus preocupantes niveles de glucosa.
«Todavía en el hospital, la salud de su majestad dio un giro a peor y en consecuencia murió durante las primeras horas de esta mañana», detalló Buthelezi.
Tras conocerse la noticia, el presidente del país, Cyril Ramaphosa, envió un mensaje de condolencias en el que destacó que Zwelithini fue un monarca «muy querido».
El presidente sudafricano también afirmó que el fallecido rey zulú será recordado como un «visionario» por su amplia contribución a la identidad y la unidad del pueblo zulú y al desarrollo económico de la región de KwaZulu-Natal (hogar de la mayor parte de los miembros de esta etnia) y del país.
Nacido en 1948 en la localidad de Nongoma, Zwelithini era rey del pueblo zulú desde su coronación en el año 1971, una época en la que el régimen racista del «apartheid» -que mantenía oprimida y sin derechos a la mayoría negra bajo el dominio de la minoría blanca de Sudáfrica- aún estaba atravesando su ecuador.
Los zulúes, que suponen entre 10 y 12 millones de personas, componen la etnia más populosa de Sudáfrica, cuya población se sitúa en algo más de 58 millones de habitantes.
La Constitución democrática de 1996 reconoce el rol de los líderes tradicionales y, aunque les otorga un papel ceremonial y no ejecutivo, figuras como la de Zwelithini mantienen una influyente posición social y política.
En los últimos años, su papel había sido relevante en debates como la reforma de la propiedad de la tierra -Zwelithini controlaba unos 2,8 millones de hectáreas en el este del país a través de un fideicomiso y sus intereses se oponían a los planes del Gobierno para llegar a repartos más equitativos- o en las recurrentes oleadas de violencia xenófoba que vivió Sudáfrica en los últimos años.

Fuente: InfoBae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *