septiembre 20, 2021

El día a día de Bilardo: las muertes que le ocultan y su desinterés por el Boca-River

Carlos Salvador Bilardo ya recibió la vacuna contra el Covid-19. Por ser población de riesgo, el DT campeón del mundo tenía prioridad para recibir las dosis. Luego de la aplicación, no tuvo reacciones adversas de ningún tipo: no levantó fiebre y sigue estable, mucho mejor que en el verano pasado, cuando su salud atravesaba el peor momento.

Sin embargo, a pesar de que recibió la vacuna y su salud se mantiene estable, ni sus familiares ni sus amigos le contaron aún sobre la muerte de Diego Maradona, ocurrida hace tres meses y medio. Por recomendación de los profesionales y para evitar que el cuadro psicofísico empeore, el Doctor no recibe malas noticias.

No solo evitan contarle sobre el fallecimiento de Diego, sino sobre otros jugadores con los que Bilardo compartió parte de su vida futbolística: aún no sabe que murieron el José Luis “Tata” Brown, Oscar Malbernat y Alejandro Sabella, todos ídolos y referentes de Estudiantes de La Plata. “Cuando mira tele tratamos de sacarle esas cosas”, dijo hoy Miguel Ángel Lemme, exfutbolista y una de las personas que lo visitan a diario. 

Jorge Bilardo, el hermano de Carlos, ya había contado hace unos meses que aunque es cuidado y acompañado diariamente, su cuadro neuronal es complejo: «No está en la realidad».  

De a poco, de manera muy filtrada, algunos intentan que Bilardo vea algo de fútbol y se distraiga. De hecho, Lemme contó al programa Cómo te va, de Radio Colonia, que le propusieron ver el superclásico del domingo entre Boca y River, pero que la idea no le sedujo demasiado: “No sé, a veces me aburren esos partidos”, respondió el Doctor ante la risa de quienes lo rodeaban.

Bilardo, de 82 años, sufre el síndrome Hakim-Adams, una enfermedad neurodegenerativa que le fue diagnosticada en mayo de 2018. En 2020, mientras estaba alojado en el geriátrico The Senior Home, por error de un laboratorio, se informó que estaba contagiado de coronavirus. Ahora vive en un departamento y cuidado por una enfermera. Las últimas imágenes que circularon de él contrastan con las que toda una sociedad tiene en su imaginario.

Lemme consolidó la relación con Bilardo cuando el Narigón era mánager de la Selección, Maradona el técnico y él uno de sus ayudantes. El exmediocampista de Argentinos Juniors recordó con nostalgia aquellos años: “Siempre digo que fui un agradecido, porque estuve con Grondona, Bilardo, Maradona y Messi”

e-planning ad
Fuente: Perfil.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *