octubre 24, 2021

Demichelis recordó el día que se agarró piñas con un compañero del Bayern Munich

Ya retirado, Martín Demichelis se expresa con una tranquilidad admirable, la misma que mostraba en su época de futbolista ya sea en la Selección argentina o en los distintos clubes por los que pasó a lo largo de sus 17 años de carrera. Pero siempre hay excepciones, y sobre todo en un deporte tan pasional como el fútbol, y el ex defensor recordó el duro cruce que protagonizó con el brasilero Lúcio que terminó a las trompadas en el vestuario del Bayern Munich.

«Pierdo una pelota y Lúcio, el marcador central, empieza a gesticularme con las manos. Para mí era una mandada en cana tremenda y él era un chico encima con el cual veníamos de hacer unos años bárbaros juntos en la zaga central y yo le hacía todos los relevos porque él agarraba la lanza y los encaraba a todos. Tenía un uno contra uno muy bueno», comenzó la anécdota Demichelis, hoy entrenador del Sub 19 del gigante alemán.

«Empieza a gesticular con los brazos y me acerco a él. El partido seguía mientras nosotros estábamos discutiendo. Entonces él me quiere decir ‘dale, seguí’ y me pone la mano en la cara… Yo lo único que quería era que terminara el primer tiempo. Dejé de jugar de cinco y me paré de ocho o de cuatro para estar más cerca de la entrada del túnel. Terminó el primer tiempo y me fui para adentro. Yo ya estaba ciego y cuando venía, por la altura que tiene, sabía que tenía que anticiparlo», recordó el ex River en una gran entrevista en el programa Líbero por TyC Sports.

Y remató la historia: «Jamás pensó que yo le iba a pegar, y bueno así fue. Lancé la primera y enseguida todo el mundo intervino para que la cosa no empeore. El después de su retroceso viene hacia a mí y pega unos saltos. Me tiró una patada voladora que me alcanzó a dar en el hombro. En un momento me caigo porque alguien me hacen un tackle y era Jürgen Klinsmann».

Demichelis jugó en Bayern Munich entre 2003 y 2010 y ganó 11 títulos. Durante estadía, además de compartir plantel con el brasileño Lúcio, también coincidió con los peruanos Claudio Pizarro y Paolo Guerrero, con el paraguayo Roque Santa Cruz y con otra brasilero como Zé Roberto. Una auténtica armada sudamericana aunque no siempre se llevaban tan bien.  

e-planning ad
Fuente: Perfil.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *