julio 30, 2021

Santiago Lange: el medallista argentino publicó su autobiografía

Santiago Lange es por lejos, el navegante más destacado en toda la historia del yachting argentino, el referente de la actividad, el ídolo que todos los chicos (y grandes) quieren imitar. “Desde que empecé con este deporte siempre tuve un sueño… estar en un podio olímpico para ver a la celeste y blanca flamear en lo mas alto, mientras suena el Himno Nacional Argentino”, comienza diciendo en esta entrevista exclusiva. Para cumplir ese sueño, primero hay que convertirse en un atleta de alto rendimiento, algo difícil de conseguir. Después hay que clasificar para un Juego Olímpico, algo todavía más complicado que solo consiguen los mejores del mundo en cada especialidad. Y de ese muy selecto grupo, solo un deportista o un equipo puede colgarse del cuello la medalla dorada, uno solo entre millones en el mundo…

Weekend: Santiago, ¿que te enseñó el yachting?

Santiago Lange: Como muchos chicos, estaba siempre enojado, tenía un carácter agresivo; navegar me mostró que en el agua la naturaleza puede ser muy dura, puede tratarte muy mal y, ante eso, hay que aprender a controlarse, a mantener la calma en todo momento. El yachting es un deporte solitario, no tenés audiencia, cuando te alejás del puerto te acostumbrás a navegar por y para vos, la ostentación está de más y aún ganando las regatas, la modestia y la amabilidad son algo muy importante.

0226_lange

W: También el yachting es una escuela de buenos valores, un deporte donde puede haber una rivalidad feroz, pero no enemistad sin sentido por competir en bandos opuestos. El antagonismo termina cada vez que se llega llega a puerto. Es famosa la camaradería en el ambiente de los navegantes.  ¿Transmitir esos buenos valores fueron la inspiración para escribir tu libro “Viento-La travesía de mi vida”?

SL: ¡Sí claro! Estaba la motivación, pero faltaba la decisión de hacerlo… ¿Y porqué me decidí? ¡Creo que por inconciencia, ja ja! Bueno, la ocasión llegó cuando Red Bull, el gran compañero de mi historia deportiva, me propuso escribirlo y entonces me guié por la frase “tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro”.

W: ¿Y cómo fue todo a partir de ahí?

SL: Al principio del proceso pensé: ¡Uy en qué me metí! ¡No quería saber nada! Pero más adelante se volvió fascinante, con una excelente relación con Nicolás (Cassese) y Héctor (Guyot).

W: ¿Cómo fue el desarrollo del trabajo de construcción del libro?

SL: Fue difícil porque al principio Red Bull Austria había elegido a una escritora alemana para acompañarme; quizás era una profesional excelente pero en lo personal quería que el libro tuviese una identidad argentina… Pensaba: “¡Cómo va a entender al Río de la Plata o a Corrientes!”. Cuando le hablara de Camau (Espínola) ¡No la iba a agarrar! Entonces propuse que el escritor fuese argentino, lo aceptaron con la condición de que me ocupara de conseguirlo; como yo no era del palo me costó encontrarlo y tardé un montón de tiempo. Al final me encontré con Nico en el Club Náutico San Isidro y se mostró super entusiasmado por hacerlo, cosa que para mi es fundamental.

Yo estaba seguro de que él podría transmitir lo que significa todo esto de navegar pero el principio no resultó bueno. Nico me entregó la introducción y los dos primeros capítulos, pero me parecieron malísimos… Después de ese primer impacto negativo, lo fuimos laburando y se generó una relación espectacular…

W: ¿Qué otros deportes practicás? Y otros que sigas y te guste ver…

SL: El ciclismo y el squash, que cuando puedo los uso como complemento aeróbico. El surf y el esquí me gustan mucho pero son dos deportes para los que ahora tengo poco tiempo para practicar. Y de ver, me interesa muchísimo el tenis, Me fascina la historia que están escribiendo Federer, Nadal y Djokovic. Y también me gusta el fútbol cuando funciona bien, los equipos que generan algo especial como fue la época de Guardiola en el Barcelona.

0226_lange

W: ¿Qué otros intereses o aficiones tenés en general?

SL: Me gusta un montón el diseño, la arquitectura y el arte. Me gusta muchísimo la música y agradezco a Dios que tengo un hijo, Borja, que estudia música jazz en un conservatorio de Barcelona. Cada vez que me encuentro con él, escucharlo tocar me transforma… es algo muy especial. Y en todo lo que se relaciona al cuidado del Planeta, tengo el privilegio de estar cerca de mi hijo Yago, quíen dejó la náutica para dedicarse a la acción por el medio ambiente y el cuidado de los océanos, es algo que en el futuro me gustaría dedicarme mucho más.

W: ¿Cómo está ahora el tema de los Juegos Olímpicos, con todas las complicaciones que genera la pandemia global?

SL: Obviamente son tiempos muy difíciles ¿No?… Estoy cero involucrado en si se hacen o no los de agosto de este año porque nuestra responsabilidad y nuestra motivación pasa por pensar en que sí se hacen y estar focalizados; con Cecilia (Carranza) seguimos entrenando como lo tenemos que hacer y toda nuestra energía está en prepararnos bien. Hay que sacarse todo lo demás de la cabeza, nadie pude contestar dónde va estar el mundo en agosto. Así que tenemos que planificar a corto plazo, con mucha flexibilidad y sabiendo que nos vamos a equivocar. Pero estamos muy contentos con la preparación, que es la parte más apasionante del ciclo olímpico.

0222_lange

W: Para cuando terminen los Juegos Olímpicos de Tokio ¿Ya tenés algún plan en mente?

SL: Tengo en claro que ahora toda mi energía está en Tokio, pero la verdad es que si se dan las cosas, me gustaría seguir en el olimpismo. En chiste le digo a toda la gente del equipo que ya estamos transitando el ciclo para París, donde serían los próximos.

Galería de imágenes

e-planning ad
Fuente: Perfil.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *