septiembre 29, 2021

El pack no se mancha

La cita estaba programada para el 16 de marzo de 2020 a las 15 horas en el Centro Cultural Kirchner. El Gobierno había convocado a las dos empresas que tienen los derechos televisivos del fútbol argentino para pedirles que algunos partidos puedan transmitirse por la Televisión Pública. Era una idea que merodeaba desde los primeros días de gestión. Pero aquel encuentro nunca se hizo: la pandemia y la inminente cuarentena lo canceló. Después, el Covid-19 hizo que todo quedara en un limbo.

Casi un año después, el Gobierno retomó su pedido: en la última quincena hubo dos reuniones para que cada fecha de la Copa de la Liga Profesional tenga al menos cuatro partidos “liberados”.  

A la primera asistieron, por la AFA, el presidente Claudio Tapia y su ladero, Pablo Toviggino; por el Gobierno, el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lamnens, y Santiago Carreras, dirigente de Boca, directivo de YPF y el hombre enviado por Máximo Kirchner para negociar todo lo vinculado al fútbol. Por el lado de las empresas estaban Julián Mansilla (TNT), Gustavo Minaker (responsable de fútbol de Turner Latinoamérica) y Guillermo Tabanera (Disney). Ahí los funcionarios de Gobierno pidieron formalmente que haya cuatro partidos gratuitos, dos por cada cadena.   

En un primer momento, tanto Disney como Turner garantizaron uno por señal. El fin de semana, Disney confirmó por mail (enviado a AFA con copia a Turner) que podía “entregar” dos partidos. La suma daba tres. El objetivo estaba cerca.

Sin embargo, en la segunda reunión, realizada esta semana y a la que fueron Lammens, Carreras y el secretario de Medios, Francisco Meritello, el escenario se volvió pantanoso. Con los dos encuentros garantizados por Disney, fue Turner la empresa que desdibujó la negociación: no ratificó la oferta inicial de un partido y comunicó que no podía entregar ninguno. El conclave terminó abruptamente. 

Quien dio la orden de dar de baja la oferta no fue ninguno de los directivos de Turner Argentina, sino Minaker, un argentino radicado en Chile que en los últimos años viene haciendo crecer a Turner en el negocio del fútbol de ese país.

Circulan varias hipótesis y conjeturas, todas cruzadas por la sinuosa relación que mantienen las dos cadenas desde octubre, cuando la AFA había rescindido el contrato con Disney y tenía encaminado un acuerdo por el 100% de los derechos con Turner, algo que finalmente nunca ocurrió.

“No llegaron con una postura unificada y se están midiendo todo el tiempo. Se tienen muchísima desconfianza”, le dice a PERFIL una de las personas que participó de las reuniones.

Hay quienes especulan con que el Gobierno aprobaría la fusión FOX-ESPN, y que por esa razón Disney cedió y Turner retrocedió: “¿Le pueden dar la fusión por dos partidos y a nosotros nos piden lo mismo y no nos dan nada?”, es una de las preguntan que circulan en los teléfonos de los principales responsables de TNT Sports.

El Gobierno y Disney coinciden en un diagnóstico: creen que abrir algunos partidos puede servir para promocionar el pack fútbol y que eso genere más suscripciones. A uno le serviría para aumentar la rentabilidad. A otro, le serviría como conquista política en un año electoral.

Turner –propiedad de AT&T, dueña de DirecTV, una de las cableoperadoras en tensión por el congelamiento de tarifas– desliza otra visión: como no tiene señales en el cable básico (a diferencia de Disney, que ahora controla seis canales deportivos), en esa empresa consideran que una apertura parcial los perjudicaría mucho más. En la actualidad 2.080.000 de personas pagan por el pack, un número similar al que había antes de la pandemia.

El Gobierno está a la espera. Sus interlocutores pasan del entusiasmo por transmitir en la TVP a un grande por fin de semana y a clubes fuertes del Interior, al desconcierto por lo que llega desde las cadenas. La respuesta final de Turner debería llegar esta semana desde Estados Unidos. De acuerdo a cómo sea, habrá anuncios o enojos.

También te puede interesar

Fuente: Perfil.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *