octubre 18, 2021

El tiro del final

Se suicidó el Morro García y el tema vuelve a salir del closet: qué pasa con la depresión en los futbolistas. Como tantos otras cuestiones, en el ámbito del fútbol se esconde. A los jugadores les cuesta asumir sus bajones de ánimo. Y siguen, como pueden. En algunos casos lo revierten, pero otros tienen finales trágicos. El uruguayo tenía 30 años y estaba bajo tratamiento psiquiátrico: tenía un diagnóstico depresivo por una gran angustia debido a que no podía ver a su hija que vive en Uruguay desde hace más de un año.

El delantero tenía contrato hasta junio de este año con Godoy Cruz y, a pesar de no ser tenido en cuenta, había decidido quedarse en Mendoza, más allá de que contaba con varias propuestas para emigrar, entre ellas Vélez, Estudiantes y Gimnasia La Plata. El Morro debutó en Nacional de Uruguay en 2008 y el club lo despidió así en su cuenta oficial de Twitter: “No hay palabras ni consuelo. Inmenso dolor por la muerte de uno de los jugadores e hinchas más queridos en en la historia reciente de Nacional. Todos lloramos por ‘El Morro’ #QEPD”.

Según un estudio de la organización FIFPro, el 38% de los futbolistas sufren de depresión o de algún problema psicológico, una cifra que duplica al resto de la sociedad. Y la pandemia no ayudó. La misma entidad elaboró una encuesta entre 1.600 jugadores, principalmente de clubes de Europa, que arrojó datos inquietantes: durante 2020 se duplicó el porcentaje de futbolistas profesionales que asegura padecer síntomas de ansiedad o depresión.

El Morro había avisado. Hace dos años en una entrevista con el canal TyCSports confesó que estaba recibiendo un tratamiento psiquiátrico debido a que sufría de una profunda depresión. “Hubo un momento en el que pensé en dejar el fútbol. Al punto tal que un día mi hermano abrió la puerta de mi casa y vio la manera en la que estaba viviendo y no lo podía creer: no prendía la luz, estaba totalmente deprimido y ni quería jugar al fútbol. Hubo muchas situaciones que me sobrepasaron y con cosas que yo no hice”, expresó el goleador en aquella entrevista.

El delantero dejó en Godoy Cruz un recuerdo imborrable: con 17 tantos fue el gran protagonista del subcampeonato en el torneo 2017/2018 y es el goleador histórico del Tomba. El club lo despidió con un tuit muy emotivo: “Fuiste héroe, fuiste goleador, fuiste amigo y familia, fuiste todo lo que una persona desea ser cuando agarra una pelota, hoy te toca ser eterno e infinito para todos nosotros…”. 

Fuente: Perfil.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *