junio 17, 2021

La Mesa de Enlace advirtió que la lechería es un sector “en peligro de extinción”

Los dirigentes de la Mesa de Enlace se pronunciaron ayer por la crisis de la lechería
Los dirigentes de la Mesa de Enlace se pronunciaron ayer por la crisis de la lechería

Los dirigentes de la Mesa de Enlace sostienen que la lechería está en peligro de extinción, ya que los productores no logran cubrir los costos de producción con el precio que reciben de la industria. El problema que observan los representantes de los productores es que los costos están dolarizados en un 80%, mientras los tamberos no reciben ningún incentivo y la carga impositiva es muchísimo más alta que en el resto del mundo.

Mediante un comunicado de los integrantes de Coninagro, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Federación Agraria Argentina (FAA) y Sociedad Rural Argentina (SRA), se alertó que en este contexto “no se puede permitir que una actividad tan importante como la lechería se estanque o desaparezca”.

Además, informaron que desde mediados del año pasado el tambero está recibiendo un precio insuficiente por su leche en tranquera de tambo, que alcanza los $21,36 por litro. Un valor que está muy lejos de cubrir los gastos mensuales del sector primario.

“En el contexto global actual, los productores argentinos somos los que recibimos el precio más bajo, USD 0,24 por litro, muy lejos de los USD 0,33 por litro históricos, que se requieren para cubrir los costos de producción medios. Nuestros competidores a nivel mundial, como por ejemplo Brasil, reciben actualmente hasta USD 0,44 por litro, con costos equivalentes y/o menores a los nuestros”, comentaron desde la Mesa de Enlace.

Frente a esta problemática, las entidades del campo piden que se trabaje para encontrar una salida de forma urgente, ya que los 10.000 tamberos que todavía quedan en pie, es decir, un 60% que está compuesto por pequeños productores y economías familiares, “no pueden seguir subsidiando el consumo de 40 millones de argentinos”.

De acuerdo con un informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el año pasado el sector lechero tuvo un incremento interanual del 48% en los costos de producción por la incidencia en el precio internacional del maíz y la soja, mientras que el aumento en el precio de la leche fue del 27%.

En esa línea especificaron los dirigentes que “la situación de crisis que vive el sector está fuertemente influenciada por el programa de Precios Cuidados, así como el desincentivo a la exportación que presentan las retenciones, y los ínfimos reintegros que significan los impuestos por las exportaciones”.

Mesa de Enlace
Mesa de Enlace

“Queremos crecer y desarrollarnos, para lo cual debemos reemplazar propuestas que distorsionan el mercado, que ya fracasaron y no se aplican en el mundo, por medidas que posibiliten la actividad económica del sector, el acceso a los productos lácteos esenciales a los sectores más desprotegidos de la sociedad, con medidas que focalicen la demanda, y que al mismo tiempo posibilite el ingreso de divisas que el país tanto necesita”, expresaron los integrantes de la Mesa de Enlace.

Por último, señalaron que “la lechería es parte de la solución, no el problema; por ende tienen propuestas para trabajar en conjunto con el Gobierno, para evitar de esa manera que la crisis se profundice”.

“Solicitamos a las autoridades nos convoquen para analizar conjuntamente la situación actual y las alternativas superadoras para evitar la salida de la actividad. Los argentinos necesitamos seguir consumiendo productos lácteos de calidad, los que generamos los productores movilizando la actividad económica, dando empleo especializado y dinamismo en el interior del país”, concluyó el pronunciamiento de los dirigentes.

El pedido a Basterra

En septiembre del año pasado el sector le hizo llegar un documento al ministro de Agricultura, Luis Basterra, donde alertaban la situación crítica por la que atraviesa el sector. En tanto, ahora, vuelven a recurrir a la misma medida con la expectativa de ser atendidos por los funcionarios nacionales, ya que los costos para producir día a día se acrecientan y no hay una salida de la problemática.

En esa oportunidad, las entidades solicitaron una recomposición de los precios que reciben los productores, para mejorar el esquema de rentabilidad de los tamberos, pero hasta el momento no obtuvieron respuesta. Esta vez los dirigentes tienen la esperanza de tener mejores resultados, ya que la situación se agrava con el tiempo y el Gobierno no es ajeno a ella.

Luis Basterra
Luis Basterra, ministro de Agricultura (Augusto Famulari/)

Según comentó Andrea Passerini, Coordinadora de la Comisión de Lechería de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), “los costos de producción aumentaron mucho más que la inflación: fue cerca del 40%. Somos la tercera cadena del agro en importancia por exportaciones y aportes en el PBI del país después de los cereales, oleaginosas y carne bovina”.

“El tambo no puede trasladar sus costos de producción: miras para atrás y tenés a la vaca que es la que te está pidiendo de comer. Mal o bien, el eslabón de la cadena traslada la suba de sus costos y termina recayendo en el productor”, agregó.

El problema del sector se agravó por las distorsiones en la intracadena. Según el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina (OCLA), los ingresos de la cadena se ven restringidos en el plano interno por Precios Máximos y Precios Cuidados. “Con los programas de precios, el aumento del año pasado que fue en promedio cerca del 7% versus la inflación del 36% y los precios subsidiados estamos en la punta del iceberg porque las restricciones se terminaron trasladando al tambo”, afirmó Passerini.

Seguí leyendo:

Por las fuertes lluvias se redujo el impacto en los daños de la campaña gruesa

Fuente: InfoBae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *