septiembre 20, 2021

Desconecta.- ¿1+1?: Este pug ha aprendido a sumar y a decir el resultado ladrando

04/02/2021 ¿1+1?: Este pug ha aprendido a sumar y a decir el resultado ladrando. MADRID, 04 feb. (EDIZIONES) Jordan, un Pug que vive con su dueño en Santa Rosa, Lagua (Filipinas), es un chico listo, tanto que sabe responder con ladridos el resultado de una suma matemática simple como "1+1" o "2+1".Charles Rizon, de 30 años, se dio cuenta de que su perro respondía bien al aprendizaje de algunos trucos con tan solo cuatro meses, aunque fue durante el cierre por Coronavirus, cuando empezó a enseñarle algo de matemáticas. SOCIEDAD YOUTUBE - CATERS
04/02/2021 ¿1+1?: Este pug ha aprendido a sumar y a decir el resultado ladrando. MADRID, 04 feb. (EDIZIONES) Jordan, un Pug que vive con su dueño en Santa Rosa, Lagua (Filipinas), es un chico listo, tanto que sabe responder con ladridos el resultado de una suma matemática simple como «1+1» o «2+1».Charles Rizon, de 30 años, se dio cuenta de que su perro respondía bien al aprendizaje de algunos trucos con tan solo cuatro meses, aunque fue durante el cierre por Coronavirus, cuando empezó a enseñarle algo de matemáticas. SOCIEDAD YOUTUBE – CATERS (YOUTUBE – CATERS/)

MADRID, 04 feb. (EDIZIONES)

Jordan, un Pug que vive con su dueño en Santa Rosa, Lagua (Filipinas), es un chico listo, tanto que sabe responder con ladridos el resultado de una suma matemática simple como «1+1» o «2+1».Charles Rizon, de 30 años, se dio cuenta de que su perro respondía bien al aprendizaje de algunos trucos con tan solo cuatro meses, aunque fue durante el cierre por Coronavirus, cuando empezó a enseñarle algo de matemáticas.

Al principio, empezaron a contar hasta tres, pero Jordan consiguió pillarlo muy rápidamente. En este vídeo se puede ver lo bien que se le dan las sumas, especialmente, si después va a haber una buena recompensa.

https://www.youtube.com/watch?v=_iYrtdgaV5w

De hecho, la recompensa es una de las claves del éxito de Charles a la hora de enseñar a Jordan.

Se trata de un entrenamiento psicológico llamado refuerzo positivo, y también funciona en humanos, no solo en mascotas. Consiste en no castigar el fracaso, sino recompensar el éxito, y funciona para entrenar a las mascotas, así como también para conseguir que un niño se comporte bien.

Fuente: InfoBae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *