abril 23, 2021

Hallaron en Río Negro restos fósiles de un dinosaurio carnívoro de 70 millones de años de antigüedad

dinosaurio abelisauridos
Los restos fósiles hallados en la localidad rionegrina de General Roca pertenecen a la familia de los abelisáuridos

Miembros del Laboratorio de Anatomía Comparada y Evolución de los Vertebrados hallaron restos óseos de un dinosaurio carnívoro de unos 70 millones de años de antigüedad, al sur de la localidad de General Roca, en Río Negro.

Bautizado como “Niebla antiqua”, el fósil pertenecía a un ejemplar que alcanzaba los 4 metros de longitud, y según expresó el LACEV en un comunicado, “una vez finalizada la investigación sus huesos podrán ser apreciados en el Museo Patagónico de Ciencias Naturales dependiente de la Secretaría de Estado de Cultura de Río Negro”.

Destacaron que “en las últimas horas fue publicado un nuevo dinosaurio carnívoro argentino que permitiría comprender mejor la historia de los abelisáuridos, grupo de depredadores que dominaron los continentes australes y remarcaron que “este descubrimiento amplía el conocimiento de las faunas prehistóricas de la Patagonia e incrementa el patrimonio paleontológico de la provincia”.

El nombre elegido hace referencia a la niebla densa que cubría el paisaje durante la extracción y a la enorme antigüedad de los restos fósiles. El esqueleto consta de parte del cráneo, cintura escapular, costillas y vértebras. Con todas estas piezas, los paleontólogos supieron que no solo se encontraban ante una especie desconocida, sino que, además, se relacionaba con un grupo de dinosaurios depredadores ampliamente distribuidos en el hemisferio sur.

A partir del estudio anatómico realizado se sabe que tenía una longitud corporal de aproximadamente 4,5 metros y que su cabeza no poseía cuernos, como sus parientes de mayor tamaño, sino más bien una serie de pequeños tubérculos sobre sus órbitas.

Al igual que otros fósiles encontrados, el “Niebla” habría tenido brazos muy cortos y reducidos, cuyas funciones se desconocen. De hecho, es posible que apenas sobresalieran del cuerpo formando dos pequeños muñones.

El secretario de Estado de Cultura rionegrina, Ariel Avalos, celebró el hallazgo y resaltó que “desde la creación de la Subsecretaría de Patrimonio se pudo organizar a nivel provincial que todos los hallazgos, que son patrimonio de los rionegrinos, deben ser depositados en alguno de los Museos provinciales”.

Señaló que “este nuevo hallazgo particularmente estará en exhibición en el Museo Patagónico de Ciencias Naturales, una vez finalizada la investigación por parte de los paleontólogos”.

Fósiles gliptodonte Santiago del Estero
En Santiago del Estero se produjo otro hallazgo importante en los últimos días

Días atrás, en Santiago del Estero se hallaron restos de un gliptodonte, pertenecientes al género Panochthus sp. y que se trataría de uno “de los de mayor tamaño encontrados actualmente en la provincia”. Son placas óseas que conforman la coraza del animal, las cuales se encontraron en la cuenca del río Dulce, a la altura de Los Miranda, Departamento Río Hondo.

Fue identificado por un equipo de paleontólogos conformado por Raúl Vezzosi (Conicet, Uader) Pablo Gaudioso (Conicet, IML) y Andrés Rinderknecht (Mnhn). Indicaron que “la morfología observada da cuenta de una ejemplar no registrado para la región Chaco austral durante el cuaternario, de modo que por su relevancia es menester profundizar en el estudio de este singular fósil pleistocénico”; agregaron que es un “representante extinto de la mega fauna local”.

La responsable del área de Antropología y Ciencias Naturales, Analía Sbattella comentó que a “diferencia de los recuperados recientemente por esta Dirección, uno en Weisburd y otro en Campo Gallo, este ejemplar contaría con una masa corporal que supera la tonelada y puede alcanzar los 2,5 a 3 metros de longitud”. Detalló que “eran herbívoros especializados, que habitaron en espacios abiertos bajo un clima frío y seco”.

Los investigadores además manifestaron que si bien se corresponde con animales que habitaron hace unos 35 millones de años, “las características que se evidencian de este registro y la antigüedad de los sedimentos que lo contenían podrían ubicarlo temporalmente entre el Pleistoceno final y comienzos del Holoceno (126000 – 11000 Antes del Presente/AP)”.

Fueron los vecinos Franco Salas, Ezequiel Melián, Adrián Matiello, Exequiel Aragón y Antonio Sandoval quienes dieron aviso y colaboraron en el rescate, junto al personal técnico de la Dirección y a Adolfo Mussi, instructor y presidente de la Escuela de Canotaje “Palas Santiagueñas”. Éste último coordinó y prestó el equipamiento adecuado para facilitar la extracción desde el río.

Los restos encontrados fueron depositados en las dependencias de la Dirección General de Patrimonio Cultural con el objeto de “ser resguardados para la realización de estudios, enmarcados dentro del proyecto de investigación que lleva adelante el equipo de profesionales sobre la Paleontología del Neógeno de Santiago del Estero”.

Por otro lado, a principios del mes de enero, personal de la empresa Pampa Energía halló restos fósiles pertenecientes a un dinosaurio herbívoro que vivió hace 100 millones de años, en la zona de Sierra Chata, al norte de la localidad de Añelo en la provincia de Neuquén.

Seguí leyendo:

El nuevo dinosaurio argentino: ¿el animal más grande que pisó la Tierra?

Overoraptor, el nuevo dinosaurio hallado en la Patagonia que permitirá conocer más sobre el origen de las aves

Fuente: InfoBae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *