octubre 24, 2021

Pegó el estirón

De chiquilina la miraba de afuera. Hasta que un día la dejaron entrar y no pudieron sacarla más. La cancha de tenis la había fascinado desde siempre pero recién a los 7 años Luciana Moyano empezó a dar los primeros raquetazos y a teñir sus zapatillas de rojo polvo de ladrillo.

Lo hizo en el complejo que sus padres Gustavo y Teresa montaron en Estación Juárez Celman, en inmediaciones del aeropuerto, para apuntalar las carreras de Matías (33) y Agustín (30), los pioneros de la dinastía. En aquellos tiempos ni se imaginaban que todo el grupo familiar –que completa otro hermano, Valentín (21)- terminaría pendiente de los pasos de la pequeña “Luli”. 

“Cuando ella tenía tres años quería meterse a la cancha todos los días, así que la fuimos acostumbrando de a poquito. Después ya empezó a entrenarse conmigo”, relata Matías, quien acompañó en Buenos Aires las primeras participaciones de Luciana en los torneos del Circuito Profesional de la Asociación Argentina de Tenis (AAT). 

La cordobesa de 15 años arrancó el 2021 de forma inmejorable: en su debut rentado se adjudicó el certamen de Ferro sin perder un set en cinco partidos y venciendo en la final del 20 de enero a la necochense Valentina Mutilba, tres años mayor que ella. Y la semana pasada logró un par de triunfos resonantes y llegó a la final –cayó ante la marplatense Solana Sierra, la mejor Junior del país- en la etapa que se disputó en el Club San Fernando. 

CAMPEONA INVICTA. El 20 de enero “Luli” ganó su primer título profesional en Ferro Carril Oeste. Una semana después jugó otra final. 

“Estoy muy feliz por haber vuelto a jugar, ya que casi todo el año pasado estuve sin competir por la pandemia”, le cuenta Luciana a PERFIL CÓRDOBA. “Me sentí muy bien. Jugué dos torneos en 15 días, contra rivales un poco más grandes que yo, y en ambos llegué a la final”, añade. 

“Luciana está jugando bien y contra chicas más experimentadas. Eso está bueno porque le permite crecer y agarrar nivel”, destaca Matías, el hermano entrenador. “La piba anda muy bien. Tiene una proyección bárbara”, refrenda Juan Luis Pérez, titular de la Federación Cordobesa de Tenis.

Una chica de mundo

Pese a su corta edad, “Luli” acredita una importante experiencia como tenista. A los 13 años ya era la número 1 de su categoría en Argentina y Sudamérica y se ganó un lugar en el tradicional Orange Bowl de Miami. También realizó giras por Sudamérica, Europa y Estados Unidos y representó al país en la Copa Mundial Sub 14 de República Checa en 2018. 

Hoy completa el podio de las mejores Junior del país, detrás de Solana Sierra y de la bonaerense Lucía Peyré, y a nivel mundial está entre las 300 mejores del ranking. “Su pequeña carrerita ha ido siempre en ascenso y eso es fruto del trabajo y la dedicación. La verdad es que siempre ha sido muy buena para entrenarse”, enfatiza Matías. 

Moyano TenisGIRA. Después de su debut profesional en Buenos Aires, la tenista de Juárez Celman apunta a una gira por Ecuador, Paraguay y Brasil.

“Por suerte tengo una familia que me ayuda en todo y también un gran equipo de trabajo”, destaca Luciana, quien comenzó el 2021 con el objetivo de “lograr lo máximo posible” en el tenis y continuar sus estudios secundarios con la modalidad a distancia. “Empiezo tercer año”, apunta. Y comenta que terminó el primario como abanderada de su colegio.

Entre los logros de Luciana en el tenis se destaca el Premio Fair Play que le otorgaron en un certamen que disputó hace tres años en Croacia, donde fue semifinalista en single y dobles. “Se ve que me porté bien”, comenta en tono risueño. Y su hermano completa la anécdota “Aquello fue muy lindo porque en un torneo donde no conocíamos a nadie le entregaron un premio individual por su comportamiento adentro y afuera de la cancha”.   

Con los apoyos de la Agencia Córdoba Deportes, la Federación Cordobesa de Tenis y la Municipalidad de Juárez Celman, Luciana le apunta en lo inmediato a un tour que la tendrá jugando en Ecuador, Paraguay y Brasil.  “Este año trataremos de estar cerca de los Grand Slams para menores de 18 años y de empezar a sacar los primeros puntos WTA”, concluye Matías. 

Fuente: Perfil.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *