mayo 12, 2021

Una de las mayores ciudades de Bolivia entra en confinamiento por la covid-19

Bolivia atraviesa desde finales del año pasado por la segunda ola de contagios por el nuevo coronavirus con más de 2.000 casos diarios, algo que no ocurría desde julio y agosto pasados llegando inclusive a superar aquella primera etapa. EFE/Jorge Ábrego/Archivo
Bolivia atraviesa desde finales del año pasado por la segunda ola de contagios por el nuevo coronavirus con más de 2.000 casos diarios, algo que no ocurría desde julio y agosto pasados llegando inclusive a superar aquella primera etapa. EFE/Jorge Ábrego/Archivo (EFEI0023/)

Cochabamba (Bolivia), 17 ene (EFE).- La ciudad boliviana de Cochabamba es la primera de las mayores ciudades del país que aplica este domingo el primero de tres confinamientos con la mira en reducir los contagios en la segunda ola de la covid-19.
Las principales calles de la ciudad de más de 700.000 habitantes en el centro del país se mostraron con menos actividad de la habitual tras la disposición de la alcaldía que fijó la prohibición de tránsito de vehículos, personas, actividades comerciales y eventos públicos una vez por semana, los domingos, por lo que resta del mes.
«Estamos viendo que hay conciencia de verdad» y que «la gente está consciente de que debe prevalecer la salud», manifestó a los medios el alcalde interino de Cochabamba, Iván Tellería.
El alcalde interino precisó que «todas» las unidades del municipio son las que ejercen el control de la circulación, a excepción de la Policía y el Ejército, dependientes del Gobierno central que se ha mostrado contrario a dictar cuarentenas y ha dejado esa potestad a gobernaciones y municipios.
Sin embargo, en varios sectores de la ciudad como algunos mercados o parques y plazas hubo personas que se mantuvieron al margen de la disposición municipal incluso sin la utilización de tapabocas o barbijos, ante la ausencia de personal de control.
A la medida asumida ahora por Cochabamba también se sumaron otros municipios como los vecinos Tiquipaya y Colcapirhua.
«Felicitamos y aplaudimos que la gente en Cochabamba se haya quedado en sus casas», dijo a los medios el ministro de Gobierno (Interior), Gonzalo del Castillo, tras la entrega de pruebas de antígeno nasal a la Policía de Cochabamba este domingo aunque esa institución se mantuvo al margen de los controles de la alcaldía.
Bolivia atraviesa desde finales del año pasado por la segunda ola de contagios por el nuevo coronavirus con más de 2.000 casos diarios, algo que no ocurría desde julio y agosto pasados llegando inclusive a superar aquella primera etapa.
El Gobierno del presidente Luis Arce ha pedido a la población «aguantar y resistir» al virus en base a la estrategia de detección masiva de contagios, atención médica oportuna y la vacunación que se prevé comience a fines de marzo por etapas.
El mandatario se ha declarado opuesto a dictar cuarentenas y confinamientos, como el que han pedido las autoridades de La Paz, mientras que también se ha propuesto proteger la economía boliviana para la que a comienzos de diciembre pasado ha dictado varias medidas.
Desde la identificación de los primeros casos en marzo del año pasado, Bolivia ha registrado 9.596 decesos y ha reportado 185.680 contagios confirmados.

Fuente: InfoBae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *